domingo, 8 de agosto de 2010

Las mujeres bajo el franquismo. Félix Tubío Pérez


1. ANTECEDENTES:
II República española (1931- 1936): reconocimiento de los derechos de la mujer.
• Decreto 8 de mayo de 1931: el gobierno provisional de Alcalá Zamora establece que las mujeres fuesen “sujetos pasivos” de los procesos electorales (podían ser elegibles pero no electores). Clara Campoamor consigue así el escaño de diputada por el Partido Radical y entra a formar parte de la comisión jurídica encargada de elaborar el texto de la Constitución republicana, aprobada el 9 de diciembre de 1931.
• Artículo 36 de la Constitución de 1931: “Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de veintitrés años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes.”
Artículo 53: “Serán elegibles para Deputados todos los ciudadanos de la República mayores de veintitrés años, sin distinción de sexo ni de estado civil, que reúnan las condiciones fijadas por la ley Electoral.”
*El derecho al voto de la mujer se llevará a la práctica en las elecciones legislativas de noviembre de 1933, donde ganará la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) con Gil Robles al frente.
• Artículo 43: “La familia está bajo la salvaguarda especial del Estado. El matrimonio se fundamenta en la igualdad de derechos para ambos sexos, y podrá disolverse por mutuo acuerdo o a petición de cualquiera de los cónyuges, con alegación en este caso de justa causa.”
• Artículo 40: “Todos los españoles, sin distinción de sexo, son admisibles a los empleos y cargos públicos según su mérito y capacidad, salvo las incompatibilidades que las leyes señalen.”
En toda su legislación, la II República resultó un avance cualitativo sobre el papel y los derechos de la mujer en sus distintos niveles:
Civil
◘Derogación (parcial) del Código Civil y Penal: La mujer casada podía mantener su nacionalidad propia.
◘Igualdad de derechos de ambos sexos con plena personalidad y capacidad jurídica sin que el marido tuviese autoridad de representación sino solo por delegación.
◘Igualdad de sexos para la vida pública (acceso al cuerpo de notarios y registradores,…).
◘Grandes debates: Campoamor a favor del derecho al voto; Nelken y Kent a favor de postergarlo.
◘Abolición de la prostitución (antes estaba regulada)
◘En Cataluña: Dispensación de anticonceptivos.
◘Derecho al aborto.
◘Sufragio universal: derecho al voto y a ser elegibles como Diputadas.
Familia
◘Reconocimiento del matrimonio civil.
◘Supresión del delito de adulterio aplicado solo a la mujer.
◘Divorcio por mutuo acuerdo.
◘Derecho de la mujer a tener la patria potestad con los mismos derechos y autoridad que el padre ante los hijos.
◘Investigación de la paternidad y Reconocimiento de los hijos naturales.

Educación
◘Coeducación (escuelas mixtas).
◘Abolición de asignaturas domésticas y religiosas.
◘Escuelas nocturnas para trabajadoras.
Trabajo
◘Incorporación a los puestos de trabajo según mérito y capacidad, sin distinción de sexo.
◘Regulación del trabajo de las mujeres. Protección a la maternidad.
◘Prohibición de cláusulas de despido por contraer matrimonio o por maternidad.
◘Establecimiento del Seguro Obligatorio de Maternidad.
◘Equiparación salarial para ambos sexos (Ley de Jurados Mixtos).


Foto: Federica Montseny (Ministra de Sanidad y Asistencia Social en el último gobierno de la República española de Francisco Largo Caballero, entre noviembre de 1936 y mayo de 1937)

2. LA SECCIÓN FEMENINA.


La “acción” de la mujer en el ámbito de la Falange (partido de la derecha radical, ultraconservador y de ideología fascista), se iniciará con la creación del SEU en 1933 (Sindicato Español Universitario), el cual agrupaba a los estudiantes falangistas y jonsistas, contrarios a la República, con el fin de hacer frente a la FUE (Federación Universitaria Escolar) formada por estudiantes socialistas, liberales y progresistas, partidarios de la República.
Con esta creación quedaban fuera las mulleres, pues el SEU tenía entre sus actuaciones principales la violencia, los actos terroristas, y consideraban a la mujer débil y no preparada para los actos revolucionarios. Sin embargo había que introducir a las mujeres en la causa falangista , así José Antonio Primo de Rivera, dirigente de la Falange, creará la Sección Femenina en junio de 1934, integrando a las mujeres dentro del movimiento del SEU como encargadas de la asistencia a los presos y de las familias de los caídos.

“Por España, por nuestros padres, maridos, hijos y hermanos, a los que una época sin fe en Dios ni en España llenó de aridez y desaliento, y por nosotras mismas debemos imponernos todos los sacrificios para recobrar el ímpeto, la justicia y la alegría de España. Por duros que sean los trabajos, valdrá más el precio de alcanzar las horas de una nueva y eterna España, grande, justa y unida. ¡Arriba España!”

Y será en diciembre de 1934, con la actividad desempeñada por la Sección Femenina, para la cual se había creado: atención a los detenidos, visitar a los encarcelados, prestar apoyo a las familias de los detenidos, recaudar fondos mediante colecciones privadas y públicas y llevar a cabo propagandas y enlaces; para la atención a los presos falangistas en distintas luchas de ese año (Madrid: detención de un numeroso grupo de afiliados por reuniones ilegales contra la república, entre ellos José Antonio; Sevilla: detenciones de falangistas, etc), cuando el I Congreso Nacional da Falange Española dote a la Sección Femenina como organización propia, independiente ya del SEU:

-Jefe nacional: Pilar Primo de Rivera -Secretaria nacional: Dora Águeda
-Jefe de Madrid: Luisa María de Aramburu -Secretaria de Madrid: Inés Primo de Rivera

Así inicia su andadura la Sección Femenina de Falange Española y de las JONS, caracterizándose en estos comienzos por la acentuada sumisión en todos los niveles de mando, la rama masculina. E reduciéndose su labor al territorio de Madrid.

En 1937, contando la Sección Femenina con unas 250.000 afiliadas, Franco se apropió de la Falange convirtiéndose en el único partido del Régimen, y con ella da Sección Femenina, que quedaba incorporada al partido, y funcionó como aparato de control y expansión del ideario ultraconservador-católico del franquismo, manteniéndose al frente igualmente a Pilar Primo de Rivera.

-Pilar Primo de Rivera como Delegada Nacional da Sección Femenina.
-María Rosa Urraca Pastor -procedente de los carlistas- como Delegada de Frentes y Hospitales (enfermeras, auxiliares y equipos de campaña).
-Mercedes Sanz Bachiller como Delegada de Auxilio Social.

En los estatutos del nuevo partido, de Falange, se fijaba un proyecto de reforma política donde se unían tres corrientes ideológicas: nacional, católica y de justicia social. La Sección Femenina tuvo que modificar sus normas para acomodarse a dichos Estatutos, quedándose con la tarea de formar a la mujer en el "nuevo estilo". Las labores de la Sección Femenina a lo largo de todo el franquismo se resumen en una abnegación de la mujer al hombre y su servicio social a España. Su labor fue la de instruir a las jóvenes sobre cómo ser buenas patriotas, buenas cristianas y buenas esposas, relegando su papel como mujeres independientes a una subordinación total al home: “Hay que ser femeninas y no feministas”
Para conseguir tales propósitos, la Sección Femenina, a través de la Falange, editó en 1956 un manual con los deberes de la buena mujer española :

"Ten preparada una comida deliciosa para cuando el llegue del trabajo. Especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero. Prepárate: retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello. Hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizás necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo. Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a él. Después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa"

"Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por complacerlo. Escúchalo, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y estrés, y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo, o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él. No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones, su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa".

"Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de esta, ya que los intereses de las mujeres son tribales comparados con los de los hombres. Al final de la tarde, limpia la casa para que esté limpia de nuevo en la mañana. Prevé las necesidades que tendrá a la hora del almuerzo. El almuerzo es vital para tu marido si debe enfrontarse al mundo exterior con talante positivo"

"Una vez que ambos os retiréis a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir para cama... si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche. En cuanto respecto a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así, no lo presiones o estimules en la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquiera goce que pudieses experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Es probable que tu marido caiga entonces en un sueño profundo, así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello. Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para cuando despierte"

►Publicaciones en Educación para las mujeres :

Economía doméstica para bachillerato, comercio y magisterio" (1958)
"A través de toda la vida, la misión de la mujer es servir. Cuando Dios hizo al primer hombre, pensó: “No es bueno que el hombre esté solo”. Y creo a la mujer, para su ayuda y compañía, y para que sirviera de madre. La primera idea de Dios fue el hombre. Pensó en la mujer después, como un complemento necesario, esto es, como algo útil"

Formación Político- Social, primer curso de Bachillerato(1963):
Gimnasia casera y deporte:
"Una mujer que tenga que atender las faenas domésticas con toda regularidad, tiene ocasión de hacer tanta gimnasia como no lo hará nunca, verdaderamente, que si trabajase fuera de su casa. Solamente la limpieza y abrillantado de los pavimentos constituye un ejemplo eficacísimo, y si se piensa en los movimientos que son necesarios para quitar el polvo de los sitios altos, limpiar los cristales, sacudir los trajes, se darán cuenta que se realizan tantos movimientos de cultura física que, aún cuando no tienen como finalidad la estética del cuerpo, son igualmente eficacísimos precisamente para este fin".
"No hay que tomar el deporte como pretexto para llevar trajes escandalosos. Podemos lucir nuestra habilidad deportiva, pero no que estas habilidades sirvan para que hagamos exhibiciones indecentes. Tampoco tenemos que tomar el deporte como pretexto para independizarnos de la familia, ni para ninguna libertad, contraria a las buenas costumbres"

Nombre civil:
"Cuando estéis casadas, pondréis en la tarjeta vuestro nombre propio, vuestro primer apellido y después la partícula ‘de’, seguida del apellido de vuestro marido. Así: Carmen García de Marín. En España se dice de Durán o de Peláez. Esta fórmula es agradable, puesto que no perdemos la personalidad, sino que somos Carmen García, que pertenece al señor Marín, o sea, Carmen García de Marín”

►Revistas publicadas por la Sección Femenina :

Revista “Medina”, ejemplar del 13 de agosto de 1944:
"La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular -o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso, porque es la absorción de todos los malos gérmenes -vanidad, egoísmo, frivolidades- por el amor”

Revista "Teresa", ejemplar de marzo de 1961:
"Las mujeres nunca descubren nada; les falta, desde luego, el talento creador, reservado por Dios para inteligencias varoniles; nosotras no podemos hacer más que interpretar, mejor o peor, lo que los hombres nos dan hecho”. Afirmación de Pilar Primo de Ribera.

El modelo de mujer que se propugnó desde la Sección Femenina fue el de: una mujer, madre y esposa abnegada y servicial, cuya misión era la atención del marido y de los hijos bajo una educación y formación en unos valores de patriarcado; bajo la moral católica ultraconservadora franquista. El ámbito de la formación intelectual le quedaba fuera.
3. ENTRAMADO EDUCATIVO
El entramado educativo de la mujer va a estar bajo el mando de la Sección Femenina. Base: formar a la mujer era inculcarle un patrón de conducta nacionalsindicalista, basado en los principios de la Patria como “unidad de destino”, la religión católica como “moral” y la puericultura como “deber”.
●Escuelas de niñas: se concebía la enseñanza para las niñas de manera diferente que para los niños, pues su misión era diferente. El Estado creó el Servicio Español de Magisterio (el maestro se esforzaría “porque en las primeras luces de la infancia se inculque la idea de un Dios a quien adorar, una patria a quien servir y en ella un imperio que restaurar” ). Para la educación de las chicas se establecían maestras, pues debía reinar la feminidad más rotunda, expandiendo una educación basada en la sumisión y abnegación de la mujer al hombre y a la patria, servidora plena. Estas maestras pasaban después de sus estudios de magisterio, por cursos de capacitación de Hogar de la Sección Femenina, en un modo de adoctrinamiento en el régimen e ideología falangista. La educación de las niñas se basaba en las labores y enseñanzas apropiadas al hogar (labores de punto, cocina, lavado, planchado, economía doméstica, puericultura, faenas varias…), junto con Historia, Matemáticas y Lengua.
**Gran importancia de las enseñanzas de Religión católica (buscaba asegurar una auténtica vida religiosa asentada en: 1-sumisión respetuosa y amorosa a la jerarquía, 2-orientación a la parroquia, 3-conocimiento de la liturgia y correcta utilización del misal) y del Nacionalsindicalismo (programa de la Falange, e incluía relatos sobre la vida y la muerte de algún camarada, alguna batalla de guerra y algún acontecimiento de la vida del Caudillo).
La educación de las niñas a penas rebasaba en su mayoría la educación primaria/secundaria, eran escasas las que llegaban a la enseñanza profesional y universitaria (1940- 1945: 482 mujeres universitarias, 3.248 hombres)
►Manual España Nuestra (guía ritual del buen hombre y mujer española)
“Tu, niño, si alguien se ríe o insulta el nombre de Dios, de España o de tu madre, ¡no vaciles! Con tus puños, con tus dientes y tus pies, arremete contra él. Si no lo haces ¡cobarde! ya no podrás llevar medalla de papel ni flechas en la camisa.”
“Tu, niña, si alguien se ríe o insulta el nombre de Dios, de España o de tu madre, ¡qué no te importe llorar! Llora con pena, amarga, infinita, callada…”
●El Servicio Social: seis meses de duración, 3 de educación teórica (buena madre, buena esposa, abnegada y católica) y 3 de prestación obligatoria de trabajo en comedores, hospitales, oficinas, etc. Estaba destinado básicamente a las mujeres solteras, buscando su formación como futura madre de familia. Se exigía el certificado de cumplimento o exención del SS. Para acceder a los puestos de plazas del estado, así como el trabajo en la empresa privada y en la obtención de cualquier certificado de estudios.
Exenciones: madres de familia, mujeres casadas, mujeres con pérdida de padre/madre/hijo/hermana/marido en la guerra civil, y religiosas.
Entre 1945- 1950: entorno a unas 200.000 mujeres habían cumplido el servicio social.

●La Hermandad: fue un instrumento para la educación de las mujeres en sus tareas diarias, especialmente en el mundo rural, vinculadas al trabajo del agro y las industrias rurales (cestería, textiles, quesería, etc). Se buscaba mantener el espíritu rural, concebido como estado puro y primogénito, conservador de la raza y el espíritu nacional- católico. Nuevamente la mujer pasaba a ser la sustentadora abnegada del Estado, al servicio del hombre y de los hijos.

●Juventudes Femeninas: entramado adoctrinador de la Sección Femenina para extender la ideología de la mujer abnegada desde la primera infancia, a través de la militancia en sus filas. Se buscaba el control de las niñas infundiéndoles los valores de buena madre, esposa y servidora del régimen nacional- católico.


Foto: Clases de puericultura llevadas a cabo por la Sección Femenina.

4. RELIGIÓN
Con el franquismo la religión católica se convirtió en la religión oficial del estado, quedando ligadas Iglesia-Estado, y como consecuencia la vida se rigió por la moral católica, afectando así las mujeres y situándolas en una situación de sumisión respecto al home, tomando como referencia la figura de Eva como pecadora, y de María como mujer sumisa y abnegada.
La mujer tenía razón de existir, en tanto en cuanto, ella es reproductora de la especie, mantenedora de la familia y, como consecuencia, reproductora del sistema.

• El sexo quedaba relegado al ámbito reproductivo, cualquiera goce sexual se consideraba pecaminoso. Esto llevó a las mujeres a negar su cuerpo y ver el disfrute en el sexo como pecado.
• Severidad con las mujeres, se les establecía castidad para las solteras y fidelidad para las casadas. Frente a esto, la Iglesia con los hombres era tolerante, y la mujer tenía que ser tolerante con sus escarceos sexuales, pues eran conductas normales en ellos. Se decía que el hombre cuantos más amores más varonil.
• Eran consideradas las causantes de los pecados de los hombres, ellas tenían la culpa debido a sus vestimentas e insinuaciones. Se establecieron toda una serie de normas por la Iglesia de cómo vestir (no se podía ir con falda más corta que por debajo de la rodilla, con la cabeza tapada en la iglesia y los brazos no podían estar desnudos..) , de cómo bañarse en la playa, comportamiento social de la mujer (la mujer debía ir al cine con carabina…), de lecturas que no podían realizar (ninguna de índole sexual, so relacionadas con la buena esposa y madre), los desnudos desaparecieron del arte etc.(Normas de Decencia cristiana, Comisión Episcopal de Ortodoxia y Moralidad, años 60). Todo esto fue apoyado y defendido por el régimen.


Foto: Inspector del régimen franquista midiendo el largo de los trajes de baño, para que las mujeres no incumpliesen la normas del buen vestir y no incitasen al hombre al pecado.

5. REPRESIÓN JURÍDICA
Las leyes de la República que situaban a la mujer en un puesto igual que el hombre fueron eliminadas, pasando la mujer a un estado de discriminación en una sociedad patriarcal y machista.
Civil
◘La mujer casada perdió su nacionalidad propia.
◘El marido tenía autoridad de representación sobre la mujer, y si esta estuviese soltera era el padre el que la tenía, y en su defecto el hermano.
◘Se privó a la mujer del acceso a muchos puestos del estado: abogado de Estado, agente de cambio y Bolsa, médico del Cuerpo Facultativo de prisiones, Técnico de Aduanas, Inspector Técnico de Trabajo, fiscal, juez, magistrado, diplomáticos, registradores de Propiedad y Notarios, etc. La carrera con más oportunidades era la de Magisterio.
◘Aceptación de la prostitución. Hasta 1965 no se ilegalizó la prostitución y si prohibieron los burdeles.
◘Prohibición de métodos anticonceptivos y del aborto.
◘No derecho al voto.
Familia
◘Derogación del matrimonio civil.
◘Delito de adulterio aplicado solo a la mujer.
◘Derogación de la ley de divorcio.
◘La patria potestad le correspondía al hombre. Las mujeres menores de 25 años no podían abandonar el hogar sin permiso de sus padres a no ser que fuese para casarse.

Educación
◘Escuelas separadas.
◘Asignaturas domésticas y religiosas para las mujeres.

Trabajo
◘Se le imposibilitó el acceso a muchos puestos de trabajo, la mujer debería ser buena esposa y madre; una buena ama de casa.

Vídeos: Anuncios de televisión de los años 60-70 del S-XX, en el franquismo, donde se divulga la imagen de esa mujer sumisa al hombre.

2 comentarios:

  1. LA foto de las mujeres con traje de baño no es de época franquista... Se ve el obelisco situado en Washington D.C (al fondo)

    ResponderEliminar
  2. LA foto de las mujeres con traje de baño no es de época franquista... Se ve el obelisco situado en Washington D.C (al fondo)

    ResponderEliminar